Comparte esta página con tus amigos:

El Elefante Indio

Proboscídeo de la familia de los elefántidos; mide hasta 3 m de alzada y unos 7 m de longitud, desde la punta de la trompa a la punta de la cola. Sus orejas son de tamaño mediano y las defensas poco desarrolladas, e incluso faltan en las hembras. Las patas delanteras presentan cinco pezuñas y las traseras cuatro. La piel es desnuda y de color gris castaño. Vive en rebaños en las espesas selvas de la India, Assam, península de Malaca y Sumatra, alimentándose de hojas, hierbas y pequeñas ramas. Fácil de domesticar, se le emplea en distintos trabajos.

Desde muy antiguo el hombre domesticó al elefante, sobre todo en Asia. En algunos países del sur de ese continente se le sigue utilizando como bestia de carga, aún cuando resulta menos resistente de lo que parece.

El instinto maternal de la hembra del elefante es muy notable. Las madres cuidan solícitamente de los pequeños, se preocupan de alimentarlos y protegerlos e incluso, cuando es necesario se muestran severas con ellos.

El elefante requiere una cantidad de alimento proporcionada a su tamaño. Consume no menos de 150 kg de forraje, y la provisión de ese yantar le obliga a una constante actividad.

La piel de los elefantes indios presenta a veces ciertas carencias de pigmentación. Los casos extremos constituyen el llamado elefante blanco, de excepcional rareza y particularmente venerado.

Area de dispersión de los elefantes. El elefante indio habita las selvas del sudeste de Asia.

El Elefante Indio

(Elephas maximus)

El ELEFANTE INDIO es un animal tosco y pesado, con la cabeza maciza, ancha frente, cuello corto, cuerpo robusto y patas columniformes. La cabeza contribuye mucho a crear la impresión de majestuosidad y fuerza que produce este gigante.

Su estructura es sencilla y robusta: en efecto, el animal es, al mismo tiempo, alto, corto y ancho; su cara describe una línea casi recta y el vértice mesocraneal está coronado por dos altas crestas que constituyen el punto más elevado de su cuerpo. Tras el margen frontal hay un orificio glandular que destila una secreción fétida y que da a las mejillas una coloración oscura. En la parte alta de la cabeza se insertan las orejas, cuadradas y de mediano tamaño y que en la parte inferior se prolongan formando una punta algo alargada. El ojo, pequeñísimo, móvil y protegido por gruesos párpados, tiene la pupila diminuta y redonda, con el iris castaño. La apertura bucal es muy ancha; el labio inferior, móvil, cuelga generalmente hacia abajo, formando una punta aguda. La trompa, casi cilíndrica (se adelgaza muy poco en su extremo), se halla inserta entre los ojos, pero en su parte superior llega hasta la frente; cuando la alarga alcanza el suelo y por ello el animal acostumbra a llevarla enrollada; en su parte anterior está provista de un sensibilísimo órgano prensil digitiforme y en el apéndice se encuentra una hendidura, en forma de cáliz, en cuyo fondo están los orificios nasales.

Las defensas (los llamados colmillos) salen del maxilar superior, describiendo una curva muy pronunciada. El cuello es corto, y la línea dorsal asciende primero en forma uniforme, decreciendo luego hasta la raíz de la cola.

Las patas anteriores quedan libres a partir de la articulación del hombro, las posteriores están envueltas hasta la rodilla en la piel de la región ventral y la pata se ensancha de atrás hacia delante, adoptando una forma ovalada. La piel presenta delgados pliegues que, entrecruzándose, le dan un aspecto reticulado. El pelaje está representado por unos pocos pelos aislados y esparcidos por el cuerpo, algo más espesos alrededor de los ojos, en los labios, en la mandíbula inferior, en el mentón y en la parte posterior del dorso; por su parte el extremo de la cola ostenta un delgado plumero en forma de pincel. Estos pelos son castaños o negros, excepto los de los labios, que tienen un matiz blancuzco. Las partes desnudas de la piel son de color gris, pero en la trompa y en algunas otras zonas es más bien color de carne.

Casi siempre se exagera al hablar de las dimensiones del elefante. En realidad, los machos de mayor tamaño tienen una longitud corporal, medida desde la punta de la trompa al extremo de la cola, de unos 7 m, de los que 2 corresponden a la trompa y 1,5 a la cola. La alzada, medida en la cruz, puede alcanzar los 3m y el peso de los ejemplares más robustos sobrepasa a veces los 4000 kg.

Los llamados elefantes blancos, es decir, los de color claro o, más exactamente, manchados de claro, son muy raros.

En la India el elefante se considera adulto a los veinticinco años de edad, si bien no alcanza su plena robustez antes de los treinta y cinco.

No obstante, a los veinte años un elefante macho ya es apto para la reproducción y las hembras paren por primera vez a los dieciséis años; a partir de entonces los partos se producen, aproximadamente, cada dos años y medio, conociéndose algunos partos dobles. La duración del embarazo oscila entre los dieciocho y los veintidós meses. Al nacer, los elefantes indios tienen una alzada de 90 cm y en su segundo día de vida ya suelen pesar 90 kg. Durante un período de seis meses se alimentan exclusivamente de leche; luego empiezan a comer un poco de hierba tierna, pero la lactancia continúa todavía durante algún tiempo más. Estos pequeños elefantes crecen rápidamente y al año alcanzan la alzada de 1,20 m.

En la época del celo, las dos glándulas situadas cerca de las orejas segregan con mayor abundancia el líquido fétido que producen siempre y, al mismo tiempo, se tumefactan las sienes; el animal se halla entonces excitadísimo y hasta los individuos domésticos pueden volverse feroces.

El elefante asiático, indio o índico, habita en casi todas las selvas de Asia sudoriental, es decir, en la India sudoccidental, Ceilán, Assam, Birmania, Thailandia y la península malaca, Sumatra y Borneo septentrional; en esta última isla fue introducido por el hombre.

A los dos días de su nacimiento, las crías del elefante están en condiciones de seguir a la manada en todos los desplazamientos de la misma. Al menor asomo de peligro se refugian entre las patas de la madre.

www.zoowebplus.com