Comparte esta página con tus amigos:

La Garza Blanca Chica

Ciconiiforme de la familia Ardeidae, de unos 60 cm de altura y 370 gr de peso, con plumas de color blanco, piernas negras con patas de color amarillo brillante. Su pico es negro, y la piel desnuda entre el pico y los ojos es de color amarillo. Con las alas desplegadas tiene una envergadura de 1m. Habita en América, cerca del agua y se alimenta de peces, pequeños animales marinos, anfibios, reptiles e insectos.

Una técnica que utiliza para alimentarse es hacer sombra con sus alas abiertas, y con un rápido picotazo capturar a sus presas.

Durante el período reproductivo, adquieren plumas más largas y elegantes que desplegan como forma de exhibición o ante eventuales peleas por el territorio.

A esta ave se la encuentra principalmente cerca del agua, aunque también se la ha visto tierra adentro en procura de alimento.

Pichones de garza blanca chica

Area de dispersión de la garza blanca chica. Desde los Estados Unidos hasta el centro y norte de Argentina y Chile. En la zona verde del mapa, se la encuentra durante todo el año. En amarillo, zona de nidificación de la cual se dirige, durante el invierno a la zona azul, donde no nidifica.

La Garza Blanca Chica

(Egretta thula)

La GARZA BLANCA CHICA, también conocida como garceta nívea, garcita blanca o garza dedos dorados, es un ave natural de América, de tamaño mediano y color blanco.

Descripción

El color de su plumaje es totalmente blanco. El color del pico, al igual que el de sus piernas, es negro. Los dedos son amarillos y tienen un parche de piel amarilla desnuda que comienza en la parte superior del pico hasta los ojos. No hay grandes diferencias entre machos y hembras.

Distribución

Se la encuentra desde el centro y sur de Estados Unidos hasta el centro y norte de Argentina y casi todo Chile. En las zonas más septentrionales de su área se reproduce pero no pasa el invierno, durante el cual emigra hacia el sur, hasta América Central. Las garzas blancas chicas que viven más al norte de los Estados Unidos emigran hacia el sur durante el invierno.

Hábitat

La garza blanca chica se encuentra principalmente cerca de cursos de agua; manglares, bañados, pantanos, lagos, ríos, arrozales e incluso en la costa oceánica. A pesar de ser un ave que prefiere las tierras bajas, se la puede hallar hasta los 4000 metros de altura en los Andes.

Comportamiento

Se desplaza en forma solitaria o en grupos de varios ejemplares. Al anochecer es común que se junte para dormir en grupos numerosos, incluso con otros tipos de garzas y cuervillos.

La velocidad del vuelo entre el nido y lugares de alimentación, según mediciones realizadas, es de 35 a 39 km/h. Pueden alejarse de los nidos hasta 20 km para encontrar alimento.

Alimentación

La dieta de la garza blanca chica es diversa. Se alimenta de peces, cangrejos, moluscos, reptiles e insectos acuáticos.

La mayoría de los lugares de alimentación son a orillas de espejos de agua, aunque pueden buscar insectos en zonas más secas o pastizales. En los campos pueden comer insectos espantados por el ganado o maquinaria agrícola.

Reproducción

Durante el período nupcial, adquieren un penacho de plumas en la cabeza, y plumas más largas y elegantes que despliegan para exhibirse en su nido y ante los machos rivales en las colonias de nidificación. También la piel desnuda entre el pico y los ojos, normalmente amarilla, en este período te torna rojiza.

La hembra realiza exhibiciones similares para ser aceptada en el territorio por el macho.

La reproducción ocurre en diferentes fechas dependiendo de la latitud. En los Estados Unidos, la nidificación puede comenzar en marzo, siendo abril y mayo los meses de la puesta. En Centroamérica, el período de reproducción es en el verano y al sur del Ecuador de octubre a enero.

La puesta se compone de tres o cuatro (hasta seis en el norte) huevos de color celeste pálido en una plataforma realizada con pequeñas ramitas. El sitio de nidificación, en ocasiones es compartido con otras especies de garzas y espátulas.

Los huevos, que miden unos 43 por 32 mm y pesan aprox. 17 g, son incubados por ambos padres durante 20 a 24 días, luego de los cuales el polluelo rompe el cascarón. Los huevos no eclosionan al mismo momento sino que lo hacen durante unos días. El primer polluelo en nacer se vuelve el más experimentado para alimentarse y pronto se pone más agresivo con sus hermanos. A esto se debe que haya una diferencia en el crecimiento de los distintos polluelos, el primero  de los cuales adquirirá más peso en menor tiempo.

Luego de unas tres semanas de la eclosión los jóvenes abandonan el nido y dos semanas después comienzan a realizar vuelos cortos, para empezar a buscar alimentos por su cuenta a la sexta semana de la salida del cascarón.

No se sabe exactamente cuál es la edad de madurez sexual de la garza blanca chica, pero es muy probable que los jóvenes estén en condiciones de reproducirse con un año de edad, aunque la mayoría lo hacen en su segunda primavera.

La garza blanca chica y el hombre

Esta ave fue muy perseguida por los cazadores de plumas, que utilizaban las mismas para decorar los sombreros para damas. Debido a esto, la cantidad de garzas blancas chicas disminuyó drásticamente.

Recién en los años 50 se empezaron a recuperar, aunque su número siguió disminuyendo debido a la pérdida de su hábitat y al uso de pesticidas para la agricultura. Gracias a activas medidas de conservación, su población hoy en día se ha recuperado y no está considerado como un animal amenazado.

En ocasiones, mientras se encuentra en reposo, parece que la garza tiene el cuello corto, pero cuando vuela o busca comida, siempre lo mantiene estirado. En la foto, una garza blanca chica en compañía de un pato barcino (Anas flavirostris)

www.zoowebplus.com