Comparte esta página con tus amigos:

El Tigre

Carnívoro de la familia de los félidos. Mide hasta 3,80 m de longitud, de los cuales uno corresponde a la cola, y otro metro aproximadamente de alzada. Posee un cuerpo ligero, flexible, elegantísimo; pelaje espeso y ralo, más largo en las razas septentrionales, de color amarillo rojizo con rayas transversales negras. Vive solitario en bosques, junglas y sabanas en gran parte del continente asiático, desde India hasta Siberia meridional, Malasia y Sumatra. Se alimenta de cualquier presa, desde el hombre a los vertebrados inferiores.

Los tigres de mayor tamaño proceden de las regiones frías del sur de Siberia. Su pelaje es muy poblado y de color claro. En la jungla tórrida, el tigre busca siempre el fresco y se baña con frecuencia.

El color del pelaje de los tigres varía según la latitud y el clima. Existen ejemplares albinos, como el de esta foto, pero tales tipos son más bien raros.

Cuando localiza a su presa, el tigre emite un sordo gruñido, levanta las orejas y su pelo se eriza. Se apresta a saltarle encima y matarla de una feroz dentellada en el cuello tras haberla herido a zarpazos.

En la frondosidad de la selva, donde los rayos solares al filtrarse entre el follaje originan cambiantes contrastes de luz y sombra, el pelaje del tigre se confunde con el ambiente hasta pasar inadvertido.

Los cachorros de tigre nacen con los ojos cerrados, como los gatos, y sus patas son muy grandes en comparación con el cuerpo. Durante las primeras semanas, la madre sólo se separa de su lado cuando el hambre la obliga a salir del cubil.

Area de dispersión del tigre. El tigre se halla difundido en Asia, desde Siberia al Norte hasta la isla de Java al Sur. No se le encuentra en el Tíbet, ni tampoco en las islas de Ceilán y Borneo. Durante el siglo 20 (http://www.zoowebplus.com/animales/mapas.php?animal=tigre) se ha reducido dramáticamente la cantidad de tigres en estado salvaje.

El Tigre

(Panthera tigris)

El TIGRE es un espléndido felino, ciertamente no menos admirable que el león, al que incluso supera en altura, esbeltez y en la agilidad de movimientos.

Descripción

Como un gato de pelo corto, con barba en las mejillas y con pelaje rayado con listas transversales muy marcadas y de color particularmente elegante, el tigre es el más grande de todos los félidos. El color base es naranja rojizo o naranja ocre, con las rayas de color oscuro.

El tamaño depende de la subespecie. El tigre de mayor tamaño es el tigre siberiano (Panthera tigris altaica), también conocido como tigre de Amur, cuya longitud, medida desde la punta del morro a la extremidad de la cola, puede alcanzar los 3,80 m en los machos más viejos; pero, por lo general, no suele pasar de los 3 m, incluida la cola. Las hembras son mucho más pequeñas que los machos. El peso del tigre varía entre los 75 kg y los 306 Kg; siendo el más pequeño el tigre de Sumatra (Panthera tigris sumatrae), con la hembra pesando entre 75 y 110 kg y el macho entre 100 y 140 kg. El tigre siberiano macho pesa entre 180 y 306 kg, mientras que la hembra de esta subespecie varía entre 100 y 167 kg.

Los tigres que viven en las regiones septentrionales tienen, al menos durante la estación fría, un pelaje más espeso y largo que los de las llanuras cálidas de la India. El dibujo de este pelaje presenta una armoniosa combinación de colores, sobre todo en el contraste entre el amarillo rojizo claro y las rayas oscuras que lo recorren por encima. El tigre de bosque suele tener un color más intenso que el de la jungla; pero en todos los ejemplares parten del dorso, en dirección oblicua, rayas transversales, irregulares y ligeramente dirigidas hacia atrás, que descienden hacia el pecho y el vientre; la distancia entre esas rayas varía en cada individuo. Como en otros felinos, la coloración típica del manto varía sensiblemente según la latitud y clima: el color de fondo puede ser más oscuro o más claro, incluso alguna vez negro o blanco con las rayas laterales difuminadas.

Hábitat

Los tigres ocupan una amplia variedad de hábitats entre los cuales se incluyen selvas tropicales, bosques caducifolios, manglares, bosques de coníferas, etc. Lo que tienen en común los distintos hábitats, es que están cubiertos de una densa vegetación, tienen presas de gran tamaño para alimentarse y se encuentran próximos a cursos de agua.

Distribución

El área de dispersión del tigre es de apenas un 7% de lo que era su rango histórico de mediados del siglo 19. En los últimos 80 años se extinguieron 3 subespecies del tigre. Hoy en día, las 6 subespecies sobrevivientes se distribuyen aisladamente en India, Nepal, Bután, Bangladesh, Myanmar, Laos, Tailandia, Camboya, Malasia, Vietnam, Sumatra, China y en la región más oriental de Rusia. El tigre está extinto en 11 países.

Alimentación

El tigre caza principalmente entre el anochecer y la madrugada. Sus presas más comunes incluyen distintas especies de ciervos, cerdos salvajes y búfalos, pero también se alimenta de monos, aves, peces, cocodrilos e incluso de elefantes y rinocerontes jóvenes. Luego de matar a su presa, la extraordinaria fuerza del tigre le permite arrastrarla hasta un lugar oculto. En ocasiones, debido a la caza excesiva por parte del hombre, los tigres no encuentran suficiente alimento en su hábitat y atacan el ganado doméstico, e incluso a los pobladores de las aldeas, principalmente de India. Se han dado casos en que los tigres se convierten en cazadores de seres humanos. Por lo general esto sucede cuando el animal no puede cazar su alimento habitual, debido a heridas causadas por cazadores o por trampas de cazadores furtivos, o cuando en alguna zona, sus presas son muy escasas.

Comportamiento

Los tigres son generalmente animales solitarios con adultos manteniendo territorios exclusivos. Los territorios de las hembras adultas raramente se solapan, mientras que los de los machos pueden abarcar los territorios de 1 a 3 hembras. El tamaño de estos territorios es pequeño (7 o 10 km cuadrados) cuando existe abundancia de presas para su alimentación, en cambio si las presas del tigre son escasas, dicho tamaño aumenta, llegando incluso a los 500 km cuadrados. Dentro de su territorio, los tigres tienen uno o más cubiles, ubicados entre la densa vegetación, en cuevas, rocas, árboles huecos o debajo de árboles caídos. Estos felinos vuelven regularmente a sus guaridas, aunque algunos no muestran predilección por algún lugar en particular.

Reproducción

La época del celo de estos animales varía según el clima en que viven; en las regiones más septentrionales de su área de dispersión empieza tres meses después de iniciada la primavera, mientras que en las más meridionales no depende de ningún período fijo y de hecho los nacimientos se van produciendo durante todo el año. Cien días después del apareamiento la hembra da a luz dos, tres y hasta cuatro pequeños; a veces los nacidos son cinco o seis, pero esto sólo ocurre excepcionalmente. Los recién nacidos vienen al mundo en lugares inaccesibles, entre la vegetación más densa, y nacen con los ojos cerrados o semiabiertos; tienen el tamaño de un gato pequeño y son muy graciosos.

En las primeras semanas la madre no abandona nunca a sus pequeños, a no ser que sienta hambre; cuando más tarde los hijos empiezan a pedir comida sólida se la lleva de la que consigue en sus correrías.

Contrariamente al león, el tigre lleva una vida solitaria. Los pequeños aprenden de la madre el arte de cazar y están con ella hasta que se bastan a sí mismos, lo cual ocurre aproximadamente entre los dieciocho meses y los dos años de edad. En ocasiones, la madre captura algún animal de pequeñas dimensiones sin llegar a matarlo, y lo libera en medio de sus cachorros, permitiéndole a estos entrenarse en la caza.

Si el macho que engendró a los cachorros, muere o pierde el dominio de su territorio, el conquistador de dicho territorio puede matar a los cachorros de su rival. La pérdida de sus cachorros induce el celo en la tigresa, permitiendo que el nuevo macho se reproduzca con ella y así engendrar su propios cachorros.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 3 o 4 años, mientras que los machos a los 4 o 5.

Subespecies

Son 6 las subespecies que sobreviven de las 9 que había hace un siglo.

El tigre de Bengala (Panthera tigris tigris), se distribuye en la India, Nepal, Bután y Bangladesh. Se estima que hay menos de 2500 ejemplares de tigres de Bengala en estado salvaje, siendo esta la subespecie con mayor cantidad de individuos.

Al tigre de Indochina (Panthera tigris corbetti) se lo encuentra en Myanmar, Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya y el suroeste de China. Su población se reduce a aproximadamente 350 tigres.

Al tigre de Malasia (Panthera tigris jacksoni), o tigre malayo, originalmente se lo consideraba perteneciente a la subespecie del tigre de Indochina, pero en 2004, análisis genéticos demostraron que era suficientemente diferente para ser una subespecie en sí misma. Se lo encuentra únicamente en Malasia y su población se estima en 300 individuos.

El tigre de Sumatra (Panthera tigris sumatrae), es el más pequeño de los tigres existentes en el presente y se lo encuentra únicamente en la isla de Sumatra, en Indonesia, con una población estimada no mayor de 270.

El tigre Siberiano (Panthera tigris altaica), también llamado tigre de Amur es la subespecie de mayor tamaño de las que sobreviven hoy en día. Se distribuye principalmente en el sureste de Rusia, pero también se lo encuentra en pequeñas poblaciones en la frontera de China con Rusia. La población en el presente es estimada en 360 individuos.

El tigre de Amoy (Panthera tigris amoyensis), también conocido como tigre de Xiamen o tigre del sur de China, es la subespecie en mayor peligro de extinción. Si bien, de acuerdo a algunos estudios que se basan en descubrimiento de huellas y opiniones de pobladores locales, podría haber algunos ejemplares en la naturaleza, no hay datos oficiales ni científicos que demuestren que hay individuos de esta subespecie en libertad, por lo que se la considera como probablemente extinta en estado salvaje. El último dato verificado es de un animal capturado a principios de la década de 1970. Se estima que hay cerca de 72 tigres de Amoy en cautiverio, aunque muchos de estos son resultado de cruzas con otras subespecies y por lo tanto no se consideran “puras”. Se está llevando a cabo un programa de reintroducción de esta subespecie en la naturaleza, que intenta reenseñar a los tigres en cautiverio a cazar en la naturaleza. Además de las controversias que se han generado, se teme que no se obtengan resultados alentadores a largo plazo debido a la similitud genética entre los ejemplares que forman parte del programa.

El tigre y el hombre

El tigre se encuentra en peligro de extinción. De una población estimada en 100.000 a inicios del siglo 20, hoy en estado salvaje quedan aproximadamente 3200 individuos. Las principales amenazas que enfrentan son la pérdida de su hábitat y la caza furtiva debido al comercio de pieles y al uso de sus órganos en la medicina tradicional china. Otra amenaza a la que se enfrenta el tigre es causada por conflictos con el hombre. La causa más común de este tipo de conflicto es debido a la depredación de animales domésticos. Los tigres atacan el ganado o los perros en áreas donde sus presas son escasas (debido a la caza excesiva y a la degradación y reducción de su hábitat) y los habitantes de los poblados afectados cazan a los tigres como represalia y para evitar la reiteración de esos ataques. En algunos casos los cazadores furtivos pagan a los pobladores locales para ser informados acerca de la depredación del ganado, ya que eso les brinda una buena oportunidad para cazar tigres.

Existen distintos programas de incentivos y compensaciones para evitar las represalias de los habitantes hacia los tigres, como manera de frenar la rápida disminución en su cantidad. También se están llevando a cabo programas de reintroducción en la naturaleza de estos animales criados en cautiverio, se han creado reservas, y se han reubicado pobladores para reducir la interacción de estos con los tigres. Incluso hay organizaciones que se han propuesto duplicar el número de tigres para el año 2022.

Para vivir, el tigre precisa de un clima húmedo, vegetación muy densa, caza abundante y lugares donde poder bañarse y beber a sus anchas.

Bibliografía

www.zoowebplus.com